Siempre existe esa espinita de querer realizar cambios en nuestra casa, y ya sea por falta de tiempo o de presupuesto, se van postergando durante meses o años. Cuando uno toma la decisión de hacerlos, se deben tomar en cuenta una gran variedad de factores para que los resultados sean benéficos en todos los sentidos. Si bien, el presupuesto es un factor importante al hacer cambios en casa, se debe plantear bien lo que se quiere y si se tiene la capacidad de hacerlo, para evitar errores logísticos que se salen del presupuesto.  

En primer lugar, se debe definir cuales son los cambios, su extensión y el impacto que tendrá en la configuración de las habitaciones. Recuerda que no es lo mismo remodelar y redecorar. Remodelar significa realizar cambios importantes estructurales a un inmueble, como quitar o construir muros, poner pisos, cambiar fachada, fuentes de iluminación, etc. Redecorar significa darle una nueva vista a los espacios y habitaciones, de manera superficial, utilizando elementos como: nuevos muebles, nueva pintura, accesorios, etc.