La gran mayoría de las personas que deciden colocar un portón automático en sus hogares, lo hacen debido a que necesitan reforzar su seguridad, por el incremento de crímenes y violencia que se vive en algunas ciudades. Si bien, los portones ayudan a mantener sus hogares a salvo, o al menos disuadir la posibilidad de sufrir un asalto, también es importante conocer la amplia oferta de puertas eléctricas para elegir la que más vaya con el estilo de la casa, así como también sea la más segura.

Existe una gran variedad de materiales y de tipos de portones en la actualidad, a continuación, enlistamos los más importantes:

Portones de aluminio. Son los más económicos, pero también de los más resistentes y duraderos. Pueden fabricarse de color blanco o negro, y combinan perfectamente con la mayoría de las fachadas.

Portones de hierro. Estos son los portones más seguros e ideales para proteger los hogares. Se fabrican con diferentes diseños modernos.

Portones de madera. Son los que aportan una mejor vista a las fachadas. Si bien, la madera es el material más noble, también requiere cierto mantenimiento porque está expuesto a diversas condiciones climáticas.