Uno de los elementos primordiales para el control de acceso vehicular en un área determinada o en un estacionamiento, es la pluma de estacionamiento o también conocida como barra vehicular. Existen de diferentes tipos, las manuales, las operadas con un interruptor (controlado por personal) o las que funcionan en combinación con terminales checadoras, las cuales se automatizan con registro previo del personal que tiene el acceso a las instalaciones. En este caso, un equipo sensor verificará la identidad del usuario y abrirá o negará el acceso, dependiendo los permisos.  

Otro tipo de control vehicular es el que funciona con terminales de salida, que son las encargadas de expedir o recibir el boleto de estacionamiento. Este es un sistema que permite el acceso a visitantes con auto de manera ordenada y además, solo acepta el aforo máximo del inmueble. También, este tipo de control vehicular lleva un control perfecto del tiempo real de los autos en el estacionamiento. Se instalan en centros comerciales, hospitales y clínicas, aeropuertos, zonas residenciales, etc.