Los portones automáticos son una de las mejores opciones de seguridad en los inmuebles. Existe una gran variedad de portones automatizados, cada uno de ellos está diseñado para brindar un servicio en específico, de acuerdo con las necesidades del cliente. Los portones automáticos más comunes son los que están controlados por un brazo lineal, estos se colocar en la valla con un motor que tira para la apertura y el cierre de los goznes. Otro tipo de portones son los operados por puertas corredizas. Estas se abren o se cierran con un mando a distancia, accionado un motor que va enterrado debajo de la bisagra y controla el movimiento de apertura o cierre.

Sin duda, hay muchas ventajas al instalar portones automáticos:

+ Al controlar la puerta de garage a distancia, no es necesario bajar del auto para abrirla.

+ Nos hace menos vulnerables a los delincuentes que aprovechan cuando el usuario se baja del auto para abrir el portón.

+ La automatización de portones ofrece la comodidad de poder tener acceso sin necesidad de bajar del auto. Esto es importante, por ejemplo, cuando llueve o graniza.

+ La instalación de portones automáticos no demanda costos altos